BUSCAR EN ESTE BLOG: SEARCHING IN THIS BLOG:

domingo, 22 de septiembre de 2013

ESTE VERANO...... (PARTE II)

UN PASEO POR LA BELLA TOSCANA: FLORENCIA Y PISA

Todas las fotos de este post:
© todos los derechos reservados
© all rights reserved

¡Hola a todos! Como os comenté en el último post, aprovechando mis últimos dias de vacaciones me iba a hacer un viaje por la Toscana, casi como punto final a este verano 2013. Ahora que ya estoy de vuelta,  y recuperada del cansancio y las agujetas, os quiero hacer un pequeño resumen de lo que ha sido esta experiencia.



Si tengo que definir con una palabra lo que he visto durante estos dias, esa palabra sin duda es “inolvidable”. Florencia fue nuestro destino, con una excursión de pocas horas a la vecina ciudad de Pisa, para visitar su famosa torre y lo que la rodea.

Florencia también tiene un color especial. Es bonita, bulliciosa, cosmopolita, dinámica, caótica, comercial, renacentista y sobre todo envolvente. Te acoge majestuosamente y te hechiza desde prácticamente el primer momento, como un amor a primera vista. Impregnada de arte por todas partes, vayas donde vayas ves algo que te hipnotiza, desde el colosal Duomo y su Campanile de Giotto, pasando por la Piazza de la Signoria, la iglesia de Santa Maria de Novella, la Santa Croce, llegando al río Arno para poder cruzarlo a traves de cualquiera de sus varios puentes (sin duda el mas famoso es el Ponte Vecchio, un autentico hervidero de turistas y joyerias) y visitando después el colosal Palazzo Pitti y los jardines de Bóboli. Es esta ciudad además una autentica Torre de Babel, donde gente de todos los paises se mezcla caminando por sus estrechas calles, cámara en mano, inmortalizándolo todo.

 

No haré una descripción detallada de cada monumento que ví, ya que muchos de vosotros habreis estado en esta ciudad y seguro sabréis mucho del tema. Pero si os paso alguna foto de lo que a mí me resultó especialmente bonito. No quiero olvidar resaltar mi visita a la Galeria de la Academia. El “David” de Miguel Angel es indescriptible. Ver una gran roca de mármol blanco convertida en aquella figura te deja totalmente impresionada.

Como anécdota quiero explicar que estuvimos tomando un “crodino”, una bebida típica italiana, algo asi como un bitter pero de naranja, en el Caffé Giacosa, propiedad del genial diseñador florentino Roberto Cavalli. La tienda de Cavalli está justo al lado de este bar, en la Via Spada. Despues de mirar detenidamente los escaparates (con diseños fantasticos), decidimos hacer una paradita para tomar algo, asi que nos sentamos en la terraza del Bar en cuestión, y nuestra sorpresa fue mayúscula cuando vemos aparecer caminando al mismisimo Roberto Cavalli. Se sentó con sus acompañantes en la mesa de al lado y estuvieron alli un buen rato, charlando entre ellos animadamente. Naturalidad  total por parte de Cavalli. ¡Grande Cavalli! Los más grandes son siempre los mas sencillos. Un 10 para Roberto.




Para llegar a Pisa tuvimos que coger el tren desde la estación de Santa Maria de Novella, muy cercana a nuestro Hotel (situado en la Via Panzani). De esta calle os puedo decir que toda en sí es un autentico centro comercial, donde encontrar tiendas para todos los bolsillos, así como algunas de las consabidas marcas como Promod, Yamanay, Kiko, y tambien algunas zapaterias y tiendas de bolsos. Frente a nuestro Hotel estaba la Iglesia de Santa Maria la Maggiore, preciosa y que nos sorprendió gratamente por todo el “arte” que encierra en su interior.

Pisa está a una hora más o menos en tren, y la estación te deja en pleno centro de la ciudad, con lo cual llegar a la Torre inclinada es muy fácil. Se tarda como 20/25 minutos en llegar caminando.

Dedicamos una mañana entera a ver la Torre (no pudimos subir a ella, ya que algun visitante tuvo un contratiempo y tuvieron que desalojarlo en ambulancia), el precioso Duomo y tambien el Baptisterio. Preciosos ambos. Visitamos tambien el cementerio que hay detrás del Duomo, donde hay muchas tumbas y un claustro. La visita a Pisa yo diria que no se la debe perder nadie, a pesar de que mucha gente diga que no merece la pena ir hasta alli. Yo la recomiendo sin lugar a dudas.


Y de vuelta a Florencia seguimos paseando, visitando, admirando, fotografiando, comprando (que para eso tienen miles de tiendas de todo tipo, un universo para el shopping), y sobre todo cansándonos muchísimo, pero ese cansancio mereció plenamente la pena.

Los aficionados a los articulos de piel aquí tienen para volverse locos. Preciosas chaquetas, bolsos, cinturones, maletas…. Mención especial al calzado. Imposible describir todo lo que alli se puede ver en las zapaterías. En el mercado que hay detrás del Duomo (Mercado de San Lorenzo), se pueden encontrar cosas que están muy bien, entrando en el habitual juego de “regateo”. No os perdáis este lugar si vais a Florencia. Seguro que al igual que yo, volveréis a casa con alguna prenda.

Y bueno, creo que de momento es todo, es tremendamente difícil resumir un viaje, son muchas las cosas vistas y las anécdotas vividas ......eso sí,  con muchas ganas de volver a esta maravillosa ciudad en cuanto sea posible.

¡Hasta el próximo post !.

2 comentarios:

  1. indudablemente parece ser preciosa Florencia. Es bueno "viajar" a traves de tus descripciones. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Hola Silvia, muchas gracias por tu comentario. Sí, puedo asegurarte que es una ciudad preciosa y que merece mucho la pena conocer. Para mi ha sido agotador pero muy provechoso. Espero que tambien puedas ir algun dia. Un beso guapetona,

    ResponderEliminar