BUSCAR EN ESTE BLOG: SEARCHING IN THIS BLOG:

jueves, 23 de noviembre de 2017

MI COLABORACIÓN CON LA FUNDACIÓN VICENTE FERRER

Hola a todos, este post va a ser diferente a todos los que he publicado hasta ahora. Hoy os hablaré de mi ahijado Santhosh, al cual apadrino desde España a través de la Fundación Vicente Ferrer, una ong de desarrollo que trabaja en la India.

Empezaremos en nada a ver telemaratones navideños en muchas cadenas de televisión, los cuales se realizan en casi todos los casos para recaudar fondos que se destinan a investigación médica. Pero años atrás, algunos de estos telemaratones se hicieron para poder apadrinar niños de países subdesarrollados.

No participé nunca en ningún telemaratón, pero siempre tuve en mi mente hacer algo, por poco que fuera, para poder ayudar a alguno de estos niños, que por desgracia se encuentran en unas condiciones terribles en sus países: escasez de alimentos, servicios sanitarios muy deficientes, falta de escuelas, de agua potable, de ropa y calzado.

Como muchos sabéis, trabajo en un Hospital, y varias de mis compañeras han viajado a la India en algunas ocasiones, y han podido comprobar in situ la gran labor que la Fundación Vicente Ferrer realiza allí. Varios compañeros médicos acuden también durante el año, para todo el tema de revisiones médicas y vacunaciones. Y después de hablar con ellos, decidí ya de forma seria aportar mi pequeño granito de arena a esta causa.

Hace unos 12 años me puse en contacto telefónico con la Fundación, que tiene sus oficinas en Barcelona, desde donde me ofrecieron toda la información necesaria para poder acceder al apadrinamiento. Y así, a través de una simple llamada de teléfono, Santhosh llegó a mi vida.

Cuando apadrinas a un niño, lo que en realidad estás haciendo es apadrinar a toda su comunidad. Es decir, el importe del dinero que mensualmente pagas (21 euros), sirve para todas las personas de esas zonas donde trabaja la Fundación. En concreto, ellos están ubicados en una parte muy pobre del sur de la India: Andra Pradesh y Telangana.

Durante el año, recibo unas tres cartas en mi domicilio, donde Santhosh, en su idioma materno, y traducidas al castellano por su tutor, va informándome de sus progresos en la escuela, su trabajo en el campo ayudando a la familia, sus juegos con amigos.....y de vez en cuando, yo le envió a él una carta explicándole algunas cosas de mi vida. En Navidad también recibo una postal, que suele incluir un dibujo hecho por él.

Os podría hablar durante mucho rato de este tema, pero prefiero ser concisa, y animaros a hacer algo de este tipo. Si no os gusta la idea de apadrinar a un niño, hay otras opciones también muy interesantes, y que nos ofrece esta Fundación: financiar un proyecto concreto de desarrollo, o ayudar a mujeres a salir adelante con su trabajo. Todo, absolutamente todo, es importante en un lugar donde las carencias de las cosas mas simples que podemos imaginar, son por desgracia muy grandes.

Santhosh tiene actualmente 15 años, y yo religiosamente voy guardando todas y cada una de las cartas que durante este tiempo me ha estado enviando. El apadrinamiento acabará cuando cumpla sus 16 años. Entonces la Fundación se pondrá en contacto conmigo para ofrecerme la posibilidad de seguir apadrinando a otro niño/a, o en su lugar, hacer otro tipo de colaboración con ellos.

En cualquier caso, y mientras pueda, no dudo ni por un momento el seguir con mi aportación a este tema. Y me gustaría animaros a los que estéis pensando en hacer algo así, a que lo hagáis de verdad. Es muy bonito. Y gratificante.

Os paso ahora el link de la Fundación por si estáis interesados en saber mas sobre ellos:


Y ahora que ya estamos casi finalizando el año, desde la Fundación me enviaran un calendario de mesa, como hacen siempre, y una revista, donde explican con todo detalle las cosas y los proyectos que han sacado adelante durante los últimos doce meses. Son un gran y hermoso equipo, y Vicente Ferrer no necesita presentación alguna. Sus herederos continúan con el legado que dejó, y espero y confío que sea así por muchos años.

Hoy no pongo ninguna imagen en el post, que está dedicado a mi niño Santhosh. Tengo varias fotos de él, que la Fundación me ha ido enviando en estos años para que yo pudiera ver su evolución física. Permitidme que preserve su intimidad, tanto como él y su familia se merecen. 

Saludos a todos, y hasta muy pronto. Besos !!!

10 comentarios:

  1. Hola! Que gran corazón tienes. Había oído hablar de esta fundación. Me pasaré por la web para saber un poquito más de las labores que realizan. Bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marianela, desde que salió el tema de los apadrinamientos siempre tuve en mente hacer alguno. También he de decir que elegí esta Fundación porque era la que me parece mejor de todas las ong que llevan este tipo de tema. Son muy serios y varias compañeras me lo ha corroborado, ya que han ido a la India y han podido ver todo lo que allí realizan. Es algo muy bonito y emocionante. Gracias por tu comentario, y anímate a hacer algo así. Besos !!!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias guapa, solo es un muy pequeño granito de arena el que yo aporto, para un poco de bienestar de gente que lo necesita. Anímate a hacer algo de este estilo, merece la pena !!! Saludos.

      Eliminar